Gentapen 50 (Polvo)

Beneficios y características:

Animales de 400 a 600 kg: 2 frascos reconstituidos

 

Animales de 125 a 350 kg: 1 frasco reconstituido Animales hasta 125 kg: 1/2 frasco reconstituido Caninos y felinos: 1,5 ml cada 20 kg

De ser necesario repetir hasta la remisión de los síntomas clinicos, a criterio del médico veterinario actuante, dependiendo del agente bacteriano susceptible, la patología y la evolución de la misma. Aplicar según criterio del profesional actuante.

 

Acción: la combinación de gentamicina con penicilina posee una notable actividad bactericida y bacteriostática, permitiendo una potente acción en el tratamiento y control de la mayoria de las enfermedades infectocontagiosas agudas o crónicas. El diluyente que acompaña al producto, ha sido diseñado para producir un potente efecto antiestrés, secundando la acción antiinflamatoria de la dexametasona y coadyuvando en el control de las manifestaciones colaterales.

Indicaciones:

Indicaciones de uso:

Infecciones bronco pulmonares, del tracto genito-urinario y gastrointestinales. Para el tratamiento y prevención de metritis agudas y crónicas, piómetra, infecciones post-aborto. Colibacilosis, estafilococias locales o generalizadas. Poliartritis, cistitis, pielonefritis y toda infección por gérmenes sensibles y resistentes a otros antibióticos.

Administración y dosis: por via I.M. El frasco de polvo debe ser reconstituido con el líquido diluyente. Administrar y descartar el sobrante. No administrar más de 20 ml por punto de inyección. Equinos: 1 frasco reconstituido cada 250 kg peso vivo En forma orientativa

Presentaciones:

Información adicional

Advertencias

  1. Almacena los productos en lugares frescos, secos y bien ventilados para mantener su integridad y eficacia.
  2. Evita la exposición a la luz directa del sol, ya que algunos productos pueden ser sensibles a la luz.
  3. Mantén los productos alejados de alimentos, bebidas y productos químicos para evitar cualquier posible contaminación.
  1. Mantén los productos fuera del alcance de los niños en todo momento.
  2. Almacénalos en lugares seguros y cerrados con llave para evitar cualquier acceso no autorizado.
  3. Enseña a los niños sobre los peligros de los medicamentos veterinarios y la importancia de no manipularlos sin supervisión adecuada.
  1. Estos productos deben ser adquiridos únicamente bajo la indicación y supervisión de un médico veterinario.
  2. No se recomienda la automedicación ni el uso sin prescripción profesional.
  3. Consulta siempre a tu veterinario para obtener la prescripción adecuada y seguir las instrucciones de uso.