Calcishock (Shock De Calcio)

Beneficios y características:

Calcificante Uso inyectable endovenoso

Indicaciones:

Indicaciones de uso:

Tratamiento de Vaca Caida por Colapso Puerperal o Coma Puerperal hipocalcémico, caracterizado por una gavísima depresión del sensorio, parálisis general, reclinación de la cabeza sobre un flanco, pupilas dilatadas, anorexia, morro seco, extremidades frías (hipotermia). Esta es la manifestación clínica de una hipocalcemia normo o hipermagnesémica con hiperpotasemia.

 

Administración y dosis: por via E.V. lenta. Aplicar un frasco de 1000 ml por animal, por goteo lento, 80 a 100 gotas por minuto. Usar solo en Vacas Caídas por colapso puerperal o coma puerperal hipocalcémico. Suministrar como única aplicación. No aplicar conjuntamente con ningún otro medicamento, fundamentalmente estimulantes cardiorrespiratorios, ya que dado el cuadro de insuficiencia presente, provocaría la muerte del animal tratado.

En caso de recuperación total y para evitar una recaída al término de la aplicación E.V., inyectar 100 ml de Prevenrec, repartido en 2 o 3 lugares de aplicación por vía S.COL.M.

En caso de recuperación parcial (la vaca sale del coma pero no se levanta) esperar 18 horas, antes de volver a repetir la aplicación con Calcishock. Si luego de esta segunda aplicación no hay cambios en el cuadro clínico dentro de un máximo de 3 horas, orientar el diagnóstico al Síndrome de Vaca Caída por Paresia Post-parto. En este caso la terapéutica indicada es el suministro de 100 ml de Fósforo 15-30, dentro de un frasco de Power Shock, aplicado por vía E.V. lenta. A continuación se debe aplicar 20 ml de Prevenfos. Aplicar según criterio del profesional actuante.

 

Acción: provee calcio total en un nivel equilibrado permitiendo una elevación gadual de la calcemia, sin perjudicar el restablecimiento de una adecuada funcionalidad de las hormonas destinadas a la regulación de la misma.

Presentaciones:

Información adicional

Volumen

1000 mililitros (ml)

Advertencias

  1. Almacena los productos en lugares frescos, secos y bien ventilados para mantener su integridad y eficacia.
  2. Evita la exposición a la luz directa del sol, ya que algunos productos pueden ser sensibles a la luz.
  3. Mantén los productos alejados de alimentos, bebidas y productos químicos para evitar cualquier posible contaminación.
  1. Mantén los productos fuera del alcance de los niños en todo momento.
  2. Almacénalos en lugares seguros y cerrados con llave para evitar cualquier acceso no autorizado.
  3. Enseña a los niños sobre los peligros de los medicamentos veterinarios y la importancia de no manipularlos sin supervisión adecuada.
  1. Estos productos deben ser adquiridos únicamente bajo la indicación y supervisión de un médico veterinario.
  2. No se recomienda la automedicación ni el uso sin prescripción profesional.
  3. Consulta siempre a tu veterinario para obtener la prescripción adecuada y seguir las instrucciones de uso.