Fosforo 15-30

Beneficios y características:

Fósforo y Glucosa Bovinos.

Acción: Favorece los enlaces   de alta energía (ATP) sin los cuales se anula la síntesis de las hormonas de la reproducción. El déficit de fósforo anula la síntesis de lactosa en la célula mamaria, disminuyendo la producción láctea.

Indicaciones: Vacas caidas por hipofosfatemias y vaca caída en estado de alerta o vigilia. Prevención y control de hipofosfatemias, cuyo déficit provoca un descenso de la fertilidad y la producción láctea. Tratamiento posterior a una terapéutica hipocalcémica, como energizante muscular. Anestros y celos irregulares (celos largos de más de 24 días).

Dosis y Administración: En establecimientos con alta incidencia de vacas Caídas en preparto (más del 2%); 20 ml vía I.M. 20 días antes del parto a todas las vacas en transición.

Infertilidad: (anestros, repetición de servicios, etc): 20 ml vía I.M., repitiendo 5 dosis cada 24 horas.

Vaca caída: 100 ml por vía E.V. lenta, pudiendo ser diluído en 400 ml de una solución dextrosada.

Equinos deportivos: En sobreentrenamiento 20 mL por vía E.V., repitiendo 5 dosis cada 24 horas.

Contraindicaciones: A las dosis indicadas y con los intervalos propuestos, el producto es seguro para la salud animal. En caso de sobredosis accidental aplicar tratamiento sintomático. El producto no posee antídotos.

Precauciones de uso: No mezclar con otros medicamentos en la misma jeringa.

Nota: Los envases utilizados deberán ser descartados de acuerdo a la legislación local vigente.

 

 

Indicaciones:

CONSERVACIÓN:

Entre 15°C y 30°C.

 

INYECTABLE VENCE:

2 años desde fecha de elaboración.

Presentaciones:

Información adicional

Advertencias

  1. Almacena los productos en lugares frescos, secos y bien ventilados para mantener su integridad y eficacia.
  2. Evita la exposición a la luz directa del sol, ya que algunos productos pueden ser sensibles a la luz.
  3. Mantén los productos alejados de alimentos, bebidas y productos químicos para evitar cualquier posible contaminación.
  1. Mantén los productos fuera del alcance de los niños en todo momento.
  2. Almacénalos en lugares seguros y cerrados con llave para evitar cualquier acceso no autorizado.
  3. Enseña a los niños sobre los peligros de los medicamentos veterinarios y la importancia de no manipularlos sin supervisión adecuada.
  1. Estos productos deben ser adquiridos únicamente bajo la indicación y supervisión de un médico veterinario.
  2. No se recomienda la automedicación ni el uso sin prescripción profesional.
  3. Consulta siempre a tu veterinario para obtener la prescripción adecuada y seguir las instrucciones de uso.