Neomycina 50% w.s.p. (neomicina).

Beneficios y características:

Indicaciones:

Propiedades Farmacológicas y Farmacocinéticas: Antibiótico aminoglucósido bactericida, cuya acción antimicrobiana resulta de la fijación sobre la subunidad 30S de los ribosomas. Impide sobre todo la fase de iniciación, perturbándose la ordenación del RNA mensajero y provocando una lectura incorrecta del código genético por el RNA de transferencia. Perturba además   la   permeabilidad de la membrana bacteriana. Los organismos susceptibles son inhibidos por concentraciones de 5 a 10 mcg/ml. de Neomicina.

Activo frente a bacterias Gram (-) y Gram (+) tales como: Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Haemophilus influenzae, Proteus vulgaris, Salmonella spp., Shigella spp., Staphylococcus aureus, Streptococcus faecalis, Mycobacte rium tuberculosis, Bacillus anthracis.

Indicaciones: Aves y Cerdos: Salmonelosis, Colibacilosis e infecciones por Estafilococos.

Dosificación:

Preventivo: 100 gramos en 265 galones o 5 barricas.

En aves de 1-14 días: 100 gramos en 270 galones o 5 barricas de agua potable.

Curativo:

  • Aves: 200 gramos en 265 galones o 5 barricas de agua potable durante 3-5 días.
  • Cerdos: 200 gramos en 265 galones o 5 barricas de agua potable durante 5 días.

Presentaciones:

Información adicional

Peso

100 gramos (g), 1000 gramos (g), 300 gramos (g)

Advertencias

  1. Almacena los productos en lugares frescos, secos y bien ventilados para mantener su integridad y eficacia.
  2. Evita la exposición a la luz directa del sol, ya que algunos productos pueden ser sensibles a la luz.
  3. Mantén los productos alejados de alimentos, bebidas y productos químicos para evitar cualquier posible contaminación.
  1. Mantén los productos fuera del alcance de los niños en todo momento.
  2. Almacénalos en lugares seguros y cerrados con llave para evitar cualquier acceso no autorizado.
  3. Enseña a los niños sobre los peligros de los medicamentos veterinarios y la importancia de no manipularlos sin supervisión adecuada.
  1. Estos productos deben ser adquiridos únicamente bajo la indicación y supervisión de un médico veterinario.
  2. No se recomienda la automedicación ni el uso sin prescripción profesional.
  3. Consulta siempre a tu veterinario para obtener la prescripción adecuada y seguir las instrucciones de uso.