Amoxy 20% premix (Amoxicilina)

Beneficios y características:

Amoxin 20% premix uso veterinario.

Indicaciones Terapéuticas y Especies de Destino:

  1. En cerdos: se indica el uso de AMOXYCILLINE frente: Pleuroneumonía causada por Actinobacillus pleuroneumoníae Enfermedad de Glasser causada por Haemophyllus parasuis; Diarrea después de la lactancia causada por cepas de E. Coli, hemolíticas y K88, K99- o 987P positivas. Enteritis aguda crónica causada por Salmonela spp. Infecciones bacteriales secundarias causadas por Actinobacillus Pleuroneumoniae Estreptococo spp. Y Hemophillus parasuis, seguidas por influenza enfermedad de Aujeszky.
  2. En Aves: se indica el uso de AMOXICILINA frente Colibacilosis causada por E. Coli Salmonelosis, Pasteurelosis (cólera avícola) causada por Pasteurela multocida Coryza causada por Haemophyllus    Paragallinarum; Infecciones bacteriales secundarias seguidas por infecciones virales como la laringotraqueítis.

 

Incompatibilidades:

No es aconsejable administrar concomitantemente la amoxicilina con los bacteriostáticos como las tetraciclinas, cloro- fenicol y los macrólidos, ya que la actividad antibacterial disminuye.

Indicaciones:

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES:

  1. Se contraindica el uso de dosis subterapéuticas, en animales con una hipersensibilidad a penicilinas y en animales con trastornos renales.

 

DOSIS:

  1. 3 a 6.5 libras por tonelada de alimento, durante 3 – 5 días.

 

ADVERTENCIA:

  1. Almacenar en lugar fresco, seco y al abrigo de la luz.
  2. Venta bajo la indicación del médico veterinario.
  3. Mantener fuera de alcance de los niños.

Presentaciones:

Información adicional

Peso

20 Kilogramos (Kg)

Advertencias

  1. Almacena los productos en lugares frescos, secos y bien ventilados para mantener su integridad y eficacia.
  2. Evita la exposición a la luz directa del sol, ya que algunos productos pueden ser sensibles a la luz.
  3. Mantén los productos alejados de alimentos, bebidas y productos químicos para evitar cualquier posible contaminación.
  1. Mantén los productos fuera del alcance de los niños en todo momento.
  2. Almacénalos en lugares seguros y cerrados con llave para evitar cualquier acceso no autorizado.
  3. Enseña a los niños sobre los peligros de los medicamentos veterinarios y la importancia de no manipularlos sin supervisión adecuada.
  1. Estos productos deben ser adquiridos únicamente bajo la indicación y supervisión de un médico veterinario.
  2. No se recomienda la automedicación ni el uso sin prescripción profesional.
  3. Consulta siempre a tu veterinario para obtener la prescripción adecuada y seguir las instrucciones de uso.